jueves, 22 de diciembre de 2016

Feliz Navidad y Año 2017

           En estos días, como nuestros antepasados romanos hacían en las Saturnales hace más de 2.000 años, celebraremos la Navidad y el Año Nuevo. Como ellos aunque en un entorno diferente, disfrutaremos de las fiestas más entrañables y familiares del año derrochando como entonces alegría, intercambiando regalos y organizando banquetes en compañía de nuestros seres más allegados.
Por este motivo, en mi último artículo del año quiero rendir un pequeño homenaje a aquellos que no podrán celebrar la Navidad con el espíritu festivo que las acompaña y, en especial, a las víctimas de los terremotos que han sacudido la península italiana desde el pasado 24 de agosto y que han hecho temblar con intensidad incluso los cimientos de la ciudad que Augusto nos legó, causando daños en 1500 de sus edificios. Sin embargo, como una vez leí, Roma es la favorita de los dioses y sobrevivirá, más allá incluso del tiempo, pero en muchos lugares del centro de Italia este 24 de diciembre numerosas personas, no sólo no podrán sentarse a cenar con los familiares y amigos que perdieron durante esos aciagos días, sino que ni siquiera tendrán un hogar propio en el que cobijarse. En Amatrice, Norcia y el resto de poblaciones arrasadas, no habrá árboles de Navidad, decoración en los locales comerciales ni luces de colores iluminando en las que fueron sus preciosas calles. Con todo mi cariño, he escrito este poema para ellos, porque los llevo en mi mente y en mi corazón, con la esperanza certera de que un día no muy lejano volverán a poder celebrar una Nochebuena entre los muros reconstruidos de su adorada tierra, al calor de una llama prendida por los que ya no volverán.

Lágrimas al viento,
caricias saladas
para una tierra herida,
otrora palpitante,
hoy tan sólo un despojo
por el que escapa la vida.
Y en torno a ella…sólo silencio

En un segundo,
el rugido inclemente
de las entrañas del Averno,
siembra destrucción y muerte,
pintando de una lluvia gris
el inmenso firmamento,
que agoniza en una niebla sin fin.

El alma se desgarra
al contemplar de rodillas
la patria que te acunó,
hoy reducida a cenizas,
devorado en un clamor amargo,
la esencia de sus raíces,
las huellas de su pasado.

Más no morirás, no,
si el sol que te vio nacer
te envuelve en su resplandor
y, acarician tus orillas
el mismo mar, el mismo cielo,
herencia de mil siglos,
hogar de tus ancestros.

Mientras mil labios te nombren
jamás perecerás.
Tu fuerza vencerá al cruel hado
y un día volverá a palpitar,
 entre laderas y montes,
tu silueta incomparable
dominando el horizonte.
                     



Lacrime al vento,
carezze salate
per una terra ferita,
un giorno palpitante
oggi, solo uno spoglio,
per dove scappa la vita.
E intorno a lei....soltanto silenzio.

In un attimo,
il ruggito inclemente
del centro dell’Averno,
semina distruzione e morte
dipingendo di grigia pioggia
l’inmenso firmamento
che agonizza tra la densa nebbia.

L’anima si lacera
al vedere in ginocchio
la patria che ti allatò,
ora ridotta a cenere,
divorato in un clamore amaro
l’essenza delle sue radici
l’impronta del suo passato.

Ma non moriai, no,
se il sole che ti vide nascere
ti avvolge nel suo bagliore,
e carezzano le tue rive
lo stesso mare, lo stesso cielo,
erede di mille secoli
dimora dei tuoi avi.

Se batti nei nostri cuori
mai scomparirai.
La tua forza ti fare vincere,
e un giorno tornerà a palpitare
tra i colli e il monte
il tuo contorno inmortale
dominando l’orizzonte.

6 comentarios:

  1. Emotivo y Emocionante poema que has dedicado a los afectados y damnificados por el terremoto en Italia. Además bilingüe.
    Algunas líneas de la columna de la derecha en italiano se han pasado a la columna de la izquierda en español, pero seguro que es un pequeño fallo que lo corriges pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo he corregido. He cambiado el formato porque el otro es imposible. Muchas gracias!

      Eliminar
  2. Hace meses que llevo muy interesado en la epoca romana debido a las trilogias de santiago posteguillo y series, documentales y peliculas que estoy viendo.
    Increible el descubrimiento de este blog que me ha aclarado muchas de las dudas que tenia sobre la cultura romana y sobre este emperador. Gracias por tu trabajo y por poner tus conocimientos a la luz para ilustrar a aprendices como yo.

    ResponderEliminar
  3. La obra de Posteguillo es maravillosa, sobre todo la trilogía dedicada a Escipión. Gracias a ella, el increíble general ocupa el tercer puesto entre mis romanos favoritos, tras Augusto y César. Me alegro que te guste mi blog. Cualquier duda que puedas tener, encantada de resolvertela si está en mi mano. Muchas gracias a ti por leerme!

    ResponderEliminar
  4. Inmensa como siempre Carmen. ¡Me encanta leerte! Felices fiestas, un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias!Me alegra saber de ti. Feliz Año Nuevo!. Besitos.

    ResponderEliminar