miércoles, 9 de abril de 2014

El Tesoro de Boscoreale

El Tesoro de Boscoreale

Se conoce con este nombre a los 109 objetos de plata pertenecientes a una vajilla que un obrero que trabajaba en la excavación de una gran villa cerca de Pompeya descubrió en el interior de una cisterna en 1895. Seguramente un esclavo la escondió en ese lugar para protegerla en el momento de la erupción.
La vajilla de plata fue un lujo en una sociedad romana que en la época republicana había rechazado la ostentación en la mesa. El conjunto de Boscoreale, que contiene algunas piezas muy valiosas, es una evidencia del excelente refinamiento de las clases altas romanas a comienzos de la época imperial momento en el que el lujo comenzó a extenderse a todos los ámbitos de la vida cotidiana. Por tanto, se data en el siglo I d.C.
El tesoro de Boscoreale lo forman recipientes para beber o para servir agua, bandejas y otros accesorios de servicio de mesa. También incluye objetos de tocador como son tres lujosos espejos; la gran mayoría de estas piezas están enriquecidas con bellísimos relieves de gran valor artístico.
La mayor parte de los objetos que componen el tesoro toman prestada su decoración del repertorio común de la orfebrería y en concreto, de las artes menores helenísticas. El conjunto se caracteriza por una gran calidad técnica y un gusto decorativo muy firme en la elección de motivos que casi siempre se enmarcan en una exuberante decoración vegetal con reminiscencias  friso inferior del Ara Pacis Augustae.

  • Copa de plata con decoración vegetal

Detalle del Friso inferior del Ara Pacis Augustae. Roma 2013
Copa de plata con decoración vegetal

            En sus 15,5 cms de altura se extiende una decoración de flores con tallos finos que se despliegan simétricamente a uno y otro lado. Anima la composición animales mitológicos.


  • Copa de plata con decoración de hojas de olivo


          Continúa con el mismo estilo decorativo pero ahora hay un contraste entre el volumen de las olivas y la superficie plana de las hojas. No es un motivo original, pues ya aparece en el tesoro de la casa de Menandro; sin embargo, Boscoreale muestra una mayor calidad técnica y artística, evidente en la delicadeza de los trazos.

  • Vasos de las cigüeñas


        La misma maestría se observa en este modelo que reproduce con gran naturalismo una familia de cigüeñas, temática afín al repertorio nilótico; sin embargo aquí vemos una secuencia seriada de escenas en la que una madre alimenta a sus polluelos, otro pájaro disputa un insecto, etc…algo propio del arte romano.

  • Vasos de los esqueletos
       
      
       Son los más originales: bajo una guirnalda aparecen una serie de esqueletos de filósofos y poetas griegos en diferentes escenas que aluden a la fugacidad de la vida en un himno que invita a vivirla intensamente.

  • Copas báquicas

         
          Recuerdan el triunfo de Baco y de la alegría de vivir, testimonian el mismo espíritu. De una manera amable y pintoresca hace contrastar la gracia de los putti con el poderío del león.

  • Copa con cabeza de mujer

          
           Una de las piezas más extraordinarias es ésta copa baja  de boca ancha cuyo centro lo domina una cabeza de mujer que podría ser la reina Cleopatra (porta un áspid en su  mano derecha) o la personificación de la ciudad de Alejandría. De una gran finura, la talla es realzada por un dorado discreto.


  • Copas de  Augusto y Tiberio
         
       Son las más impresionantes por  su gran valor histórico ya que teproducen escenas vividas por los protagonistas.
         En la primera, aparece  Augusto durante su estancia en el Rin rodeado de su ejército y lictores mientras recibe en acto de sumisión a dignatarios bárbaros.



           En la otra cara, el emperador entronizado sostiene el orbe mientras recibe honores de las provincias del Imperio y de los dioses ncabezados por Venus (fundadora de la gens Julia) que le ofrece una estatuilla de Cupido. Detrás de él aparece Marte seguido de las provincias conquistadas.



        En la otra copa Tiberio subido en una cuadriga celebra una procesión triunfal representada con gran detalle: el general triunfante sostiene un cetro y una rama de olivo y es coronado de laurel por un esclavo que le recuerda su mortalidad. En la otra cara aparece el sacrificio de un buey ante el Capitolio.



            
         Representa de manera muy sensual el mito de Leda y el cisne, animal en el que se personifica el dios  Zeus para seducir a la mujer. De nuevo gran virtuosismo técnico.

  • Jarra para el vino


            En ella aparecen talladas unas bellísimas nikés aladas sacrificando animales. El asa termina por arriba en una hoja de olivo y por abajo en una cara de Sileno. El pie está decorado con molduras de hojas. Aunque se aprecia la influencia griega, el principio de simetría es algo muy característico de la orfebrería romana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada